巴蜀麻将怎么安装外挂
Share

Hacer que el comercio beneficie a todos

Hacer que el comercio beneficie a todos

Also available in English | Egalement disponible en français

A partir de la incertidumbre y las tensiones en el sistema de comercio actual, junto con las crecientes preocupaciones del público por la globalización, el comercio internacional está siendo amenazado. Mientras que, en las economías en desarrollo, el comercio internacional generalmente se considera positivamente como una fuente de crecimiento, de desarrollo y de empleo, algunas economías avanzadas (incluso cuando la gente apoya el comercio en principio) tienen opiniones más variadas sobre acuerdos comerciales particulares y relaciones comerciales.

Pero el comercio es solo uno de los elementos de una reacción más amplia a la globalización -que abarca no solo el comercio sino también, por ejemplo, las finanzas, la tecnología y la migración- y a los sistemas políticos y económicos nacionales a raíz de la crisis económica mundial. Muchas personas, especialmente en algunas economías avanzadas, están expresando su enojo y frustración con un sistema que ya no creen que esté brindando una vida mejor para ellos y sus familias. Ellos creen que el sistema actual es injusto y no está funcionando para ellos. Cada vez hay más pruebas de que muchos de ellos pueden tener razón.

La desconfianza del sistema tiene sus raíces en algunos problemas genuinos.

Desde la crisis económica de 2008-2010, el bajo crecimiento económico global ha significado no solo menos recursos para satisfacer las necesidades económicas, sociales, ambientales y de seguridad actuales, sino que también amenaza las promesas hechas a los trabajadores de hoy sobre los beneficios futuros de jubilación y pensiones. Una creciente brecha de productividad entre las empresas significa una brecha en los salarios y oportunidades para sus trabajadores. No solo aumenta la desigualdad de ingresos en muchas economías, sino que también aumenta la desigualdad de oportunidades: los hogares de bajos ingresos a menudo son incapaces de invertir adecuadamente en la educación para sus hijos, lo que puede tener fuertes efectos perjudiciales para las personas y limitar la movilidad social.

 

También hay grandes disparidades entre las regiones, con regiones menos desarrolladas que sufren una menor productividad, crecimiento y oportunidades de empleo. También se debe hacer más para garantizar que más empresas compartan los beneficios de los mercados integrados globalmente. Las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) tienden a estar poco representadas en el comercio internacional. Si bien unas pocas empresas "nacidas a nivel mundial" y PYMEs altamente innovadoras están totalmente integradas en los mercados globales, y una parte considerable de las PYMEs participa en cadenas globales de valor (CGV) como proveedores de exportadores, para muchas PYMEs las relaciones de exportación pueden ser efímeras; solo de uno o dos años en muchos países.

En términos más generales, en todo el mundo existe la preocupación de que la competencia en la economía global esté distorsionada por las barreras del mercado y las acciones gubernamentales. De los requisitos de contenido local a los subsidios, a las medidas reglamentarias que se consideran favorables a las empresas y productos nacionales; a los países les preocupa que otros no respeten las reglas del juego.

 

En este contexto, la digitalización también está trayendo una profunda transformación, con nuevas oportunidades y desafíos. Si bien las tecnologías de la información y las comunicaciones contribuyen a aumentar la productividad y el bienestar, y generan empleo en nuevas ocupaciones e industrias, también existen preocupaciones a medida que se ve la amplitud de la transformación. En promedio, entre los países, aproximadamente el 14% de los empleos tienen un alto riesgo de automatización (equivalente a más de 66 millones de trabajadores en los 32 países estudiados), mientras que para otro 32%, entre el 50% y 70% de sus tareas están en riesgo de automatización. Aun cuando algunos trabajadores tendrán las habilidades para adaptarse, y si las ganancias en productividad y la tecnología crean nuevos empleos, está claro que algunos trabajadores serán desplazados.

Y esas pérdidas pueden ser agudas y concentradas en los individuos, a menudo aquellos con la menor capacidad para ajustarse por su cuenta. Algunas industrias de países avanzados que compiten con las importaciones también han visto pérdidas significativas de empleos. Entonces, además de garantizar que las personas puedan aprovechar las oportunidades del comercio y la tecnología, es fundamental ayudar a quienes se enfrentan a un difícil ajuste.

Entonces, ¿qué se puede hacer para abordar las preocupaciones legítimas de aquellos que se ven perjudicados por un sistema económico global que no es todavía ni libre, justo ni abierto?

La realidad es que el comercio por sí solo no causó todos los problemas que preocupan a tanta gente hoy en día, y el comercio por sí solo tampoco los resolverá. Los gobiernos deben actuar en muchos frentes simultáneamente, reconociendo que el impacto del comercio global en las personas depende tanto de la configuración de las políticas nacionales de los países en los que viven como de la naturaleza y el grado de cooperación económica internacional.

Esto implica trabajar a través de silos y adoptar un enfoque de políticas mucho más integrado, tanto a nivel nacional como internacional, para hacer que todo el sistema funcione mejor y para más personas. Podemos comenzar enfocándonos en tres cosas.

Primero, el impacto de la apertura comercial en el crecimiento depende de las condiciones en que se encuentre la economía doméstica, las cuales permitan que los beneficios se materialicen y se distribuyan equitativamente, y que las personas y las empresas tengan la capacidad de aprovechar nuevas oportunidades. Esto incluye, por ejemplo, reducir los costos innecesarios que las políticas puedan imponer involuntariamente a los comerciantes, invertir en la infraestructura física para conectar a las personas con los puestos de trabajo y los mercados, e invertir en las personas (desde la primera infancia hasta el aprendizaje a lo largo de vida) para permitirles aprovechar nuevas oportunidades.

En segundo lugar, debemos esforzarnos por no dejar a nadie atrás y asegurarnos de que los contratiempos temporales no se conviertan en desventajas permanentes. Las políticas de ajuste que se centran solo en los desplazados por el comercio no son suficientes. Hacer que todo el sistema funcione mejor para más personas requiere un enfoque que coloque en el centro un mejor bienestar y un crecimiento más sólido e inclusivo, y que permita a los ciudadanos, las empresas y las comunidades adaptarse a los cambios rápidos y beneficiarse de las oportunidades creadas por la tecnología, la globalización y el comercio. Si bien la receta exacta variará según el país, los esfuerzos deben dirigirse no solo a los mercados laborales y redes de seguridad social, sino también a la igualdad de oportunidades.

Y tercero, debemos utilizar toda la gama de herramientas de cooperación económica internacional para hacer que el sistema internacional funcione mejor. El comercio está conformado por un conjunto más amplio de asuntos sobre cómo los países interactúan entre sí en la economía global, desde la regulación financiera y la cooperación fiscal, la lucha contra el soborno y la corrupción, hasta los derechos de los trabajadores y la protección del medio ambiente. Estas cuestiones son objeto de diferentes tipos de acuerdos en el conjunto de herramientas de cooperación económica internacional, que van desde normas multilaterales jurídicamente vinculantes, directrices voluntarias y códigos de conducta, hasta transparencia y diálogo.

Pero el sistema internacional que tenemos ahora no está funcionando para todos. La ausencia de igualdad de condiciones a nivel internacional es uno de los factores que afectan la distribución de los beneficios comerciales, tanto dentro como entre los países, sectores, trabajadores y regiones. Para que el sistema sea más libre, justo y abierto, debemos corregir las áreas donde tenemos vacíos y asuntos pendientes. Y tenemos que hacer mucho más para garantizar que todos, desde las empresas a los países, cumplan con las reglas acordadas.

La formulación de políticas comerciales también debe convertirse en una conversación más abierta, donde más personas puedan debatir los problemas, evaluar los pros y contras y tener una mayor sensación de confianza de que las concesiones inherentes a los acuerdos tienen sentido. No todos estarán de acuerdo, pero aumentar la comprensión y ampliar el diálogo ayudará a identificar nuevas soluciones. Un debate público informado puede ayudar a construir una mejor comprensión del papel del comercio en la economía. No todos pueden estar en la sala de negociaciones, y la inclusión también tiene el riesgo de apropiación por parte de los grupos de presión dominantes, pero todos pueden tener un mejor sentido de las opciones en juego, y más oportunidades para expresar sus opiniones sobre esas opciones, para informar y estar informados gracias al debate.

Solo un paquete de políticas comerciales, nacionales e internacionales más moderno, completo y coherente puede ayudar a garantizar que el comercio mundial sea más libre, justo y abierto para que pueda hacer lo que se supone que debe hacer: contribuir a mejorar la vida de más personas.

¿Cómo funciona el comercio?

¿De dónde vienen tus cosas? Comprenda mejor cómo funciona el comercio global en la actualidad y en qué se diferencia del pasado.

Lee más...

¿Por qué son importantes los libres mercados?

El comercio sigue siendo un motor de la prosperidad económica y ha sacado a millones de personas de la pobreza a lo largo de los años. Así es cómo.

Lee más...

Desafíos y oportunidades en el comercio

El comercio y la apertura del mercado van de la mano con un mejor desempeño económico, pero existe la preocupación de que el sistema de comercio actual no esté funcionando como debería.

Lee más...

巴蜀麻将怎么安装外挂 3色球开奖直播 w彩票平台怎么样 福彩山东群英会走势图 浙江11选5在线计划 pc蛋蛋预测99凤凰 秒速飞艇计划软件app 吉林十一选五开奖果 南通棋牌游戏大厅下载 组三441 刮刮乐山东大奖